Lanzamiento de “Debates sobre conflictos raciales y construcciones afrolibertarias”

Debates sobre conflictos raciales y construcciones afrolibertarias
Melquiceded Blandón Mena y Ramón Perea Lemos (Editores)

Poder Negro Ediciones / Centro Popular Afrodescendiente / Corporación Afrocolombiana de Desarrollo Social y Cultural Carabantú / Proceso de Comunidades Negras en Colombia, Medellín 2015, Pp.567.

Con un enfoque crítico y alternativo, el libro Debates sobre conflictos raciales y construcciones afrolibertarias, hace una lectura analítica de los regímenes, tecnologías, formaciones y conflictos raciales que agencia la sociedad contemporánea para constituir sus dispositivos de organización y dominación socio-racial, además de discutir desde diferentes perspectivas algunas propuestas de construcción de movimiento social afrodescendiente para la conquista de derechos diferenciales, e incluso para participar en alternativas de construcción de dualidad de poder, de sociedades solidarias y libertarias frente al statu quo.Cover

El texto establece posibles relaciones entre la estructura clasista contemporánea que emerge con la formación de la sociedad capitalista y la construcción racial del sujeto como dispositivo moderno de clasificación en torno a los regímenes raciales de dominación socio – política.

La clase social, la raza y el género, persisten como relaciones de clasificación social, lo cual no nos aparta del reconocimiento de otras relaciones y dispositivos de dominación modernos que imbrican complejas combinaciones entre las categorías clásicas de ordenamiento del orden del capital. Por tanto, aunque desde distintos enfoques y matices los diversos artículos de este libro ahondan en las posibles relaciones que guarda la relación clase – raza – género, también se profundiza en el análisis de la reconfiguración de los discursos liberales frente a la diferencia y los proyectos de resistencia cultural a la homogeneización social que impone el mercado, como una forma de aportar a la interpretación de las identidades culturales, étnicas, religiosas o lingüísticas, que reconfiguradas con el multiculturalismo neoliberal aparecen en el escenario político con una fuerte carga reivindicativa que ha atomizado y complejizado los espacios de participación y movilidad política que hasta la década de los 80’s estuvo hegemonizada por movimientos y partidos obreros, movimientos de liberación nacional, sindicatos, frentes proletarios y todas aquellas identidades de clase que luchaban por la construcción del socialismo y la abolición de la propiedad privada.

¿Acaso se sigue pensando que el resultado irrefutable de los procesos de trasnacionalización y globalización es la homogeneización cultural? o, al contrario, el momento contemporáneo ¿acaso no muestra el advenimiento de las identidades culturales y étnicas como una reconfiguración de las mentalidades y representaciones políticas del sujeto histórico?

Una de las características de la sociedad contemporánea es la existencia de múltiples identidades articuladas a la cultura, las identidades, las localidades, el consumo, las religiones, la diversidad étnica y problemas sociales específicos, que llevados a dinámicas organizativas de diverso tipo, han dado el sustento material de ‘’las democracias participativas’’ que sobrevinieron en el discurso y en los cuerpos constitucionales de la mayoría de Estados que componen el hemisferio occidental. Estamos pues, ante un despertar culturalista que ha ganado espacio político a las viejas formas de identificación y organización política articuladas en partidos, sindicatos, movimientos obreros y corrientes de vanguardia política. Por tanto, en las últimas décadas, y en todo el mundo, se ha asistido a una intensificación de las identidades culturales, étnicas y religiosas, las cuales al ser potenciadas y promovidas por el régimen democrático, aparecen con mucha más fuerza y legitimidad que las organizaciones obreras tradicionales u otras formas de pertenencia y organización social.

Este proceso convocó docentes universitarios, investigadores y militantes de movimientos populares y afroamericanos, en una intención de aportar desde distintos campos y perspectivas a la comprensión de nuestro devenir histórico como pueblo que tiene la inmensa tarea de rediseñar su rumbo libertario con coordenadas y lazos emancipatorios que tiendan puentes con el amplio y diverso movimiento popular en América Latina, que hoy se pinta de todos los colores en una mano multitudinaria capaz de activase hasta volverse puño cuando sea preciso. Está claro que ante el panorama de nuestros días, las respuestas y los proyectos precisan de la unión y alianzas de todos ‘’los condenados de la tierra’’ herederos de una tradición libertaria.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.